homerez-reservas-ultima-hora

Los hábitos vacacionales de los españoles han variado de un modo muy notable en los últimos 30 años. Entonces, la mayoría de los viajeros nacionales realizaba una salida de su lugar habitual de residencia, normalmente en verano, y la duración media era de dos semanas. Además, eran pocos los que se animaban a realizar reservabas en destinos fuera de la península.

Las tendancias de las reservas de última hora

En la actualidad, el tipo de vacaciones ha dado un giro y ha variado considerablemente. Los factores que han influido en estos cambios son: la aparición de compañías aéreas de bajo coste y el abaratamiento de los vuelos, las mejoras en las carreteras y los vehículos que hacen posibles los desplazamientos largos en menos tiempo,  y sobre todo, la evolución de la tecnología.

Estos elementos han causado que, por un lado, cada vez más aumenta el número de españoles que viajan fuera del país, y por otro, se aprovechan fines de semana largos y puentes o festivos para realizar varias escapadas cortas al año. Fundamentalmente, son estas últimas en las que los turistas utilizan las reservas de última hora.

De hecho, según los datos de estudios realizados al respecto, el 27 por ciento de las reservas realizadas en 2017 se realizaron con una escasa antelación.

Y en cuanto a las reservas de alojamiento vacacional, el 33 por ciento de las que se llevaron a cabo de alquiler de pisos, se realizaron durante el mismo día o solo dos días antes del viaje.

Las principales razones que explican esta tendencia

– Un aumento notable en la aparición de las OTA, (Online Travel Agency), o agencias de viajes on line, que permiten realizar reservas inmediatamente, en cuestión de segundos. Solo es necesario tener a la mano cualquier tipo de dispositivo que cuente con conexión a internet.

– La posibilidad de comparar precios: existen multitud de páginas donde es posible contrastar precios, tanto de las estancias como de los medios de transporte. Gracias a ello, estas plataformas hacen posible reservar un vuelo o un alojamiento, ya sea hotel, o vivienda turística, en el momento en el que más barato sea si el interesado tiene disponibilidad.

La proliferación de páginas de alquiler de pisos: las plataformas de alquiler vacacional, como Airbnb, Booking o Homeaway, han hecho que resulte más fácil acceder a viviendas de uso turístico de manera más rápida, sencilla y barata. De la misma manera, ha aumentado también la oferta hotelera, ampliando en gran medida el número de alquileres de pisos turísticos, y facilitando asimismo la labor tanto a propietarios como a usuarios en el momento de llevar a cabo sus gestiones de alquiler a última hora.

Homerez-banner-ingresos

Descuentos en vuelos: las páginas donde podemos buscar vuelos sin destino ni fecha concreta, como Skyscanner, simplemente basándonos en el precio del billete, también es un factor que influye notablemente a la hora de viajar sin planificación previa.

Uso masivo del móvil: es la principal razón del aumento de las reservas de última hora. Al poder realizarlas en cualquier momento y lugar, es más fácil ser impulsivo, y reservar unas vacaciones de un día para otro.

Alertas para hacer reservas: muchas páginas ofrecen además la posibilidad de configurar una alerta, que nos avisará cuando los precios de los vuelos o los alojamientos hayan descendido de precio.

Ofertas de última hora: no sólo las agencias de viajes o las plataformas de alquileres lanzan ofertas de última hora. Existen también plataformas online, como Last minute, especializadas en viajes reservados en “el último minuto”, tal y como indica su nombre.

 
Cómo aprovechar esta tendencia en nuestro alojamiento turístico

Es imprescindible conocer y analizar todos los detalles de esta tendencia, para estar preparados y actuar en consecuencia, ya que nos va a proporcionar un gran número de reservas si sabemos aprovecharla.

Para ello, deberemos llevar a cabo una serie de iniciativas, que nos permitirán sacar partido y satisfacer a nuestros clientes lo máximo posible. Estas son algunas las principales acciones que no debemos pasar por alto:

Adaptar los precios: es importante tener los precios de nuestra propiedad vacacional actualizados de un modo constante y adaptarlos a las diferentes temporadas, a los precios de nuestra competencia y a las diferentes demandas de los usuarios.

Proponer descuentos: lanzar ofertas puntuales de última hora, sobre todo en épocas con menos demanda, nos permitirá mantener una ocupación más elevada, y ampliará tanto nuestra visibilidad como la competitividad de nuestra propiedad.

Homerez-banner-calendario

Mantener al día el calendario: una tarea imprescindible para poder realizar ofertas de última hora es tener nuestro calendario actualizado y controlado.

Aceptar las reservas instantáneas: plataformas como Trip Advisor o Airbnb ofrecen reservas instantáneas. Como propietarios, es vital adaptarnos a esta forma de trabajar, ya que si no dejaremos escapar muchas oportunidades.

Capacidad de respuesta: evidentemente, para poder ofrecer este tipo de ofertas y servicios, deberemos tener la capacidad de responder rápidamente. Es necesario estar atentos para resolver cualquier duda del cliente en cuestión de minutos, y una vez confirmada la reserva, asegurarnos de que nuestro alquiler vacacional está preparado para dar la bienvenida a los huéspedes.

Cuidar el acceso desde el móvil: la mayoría de las reservas que se hacen en el último momento se llevan a cabo desde el móvil. Por esta razón, nuestros anuncios, páginas web, blogs y demás deberá estar adaptada y optimizada para ser vista desde un dispositivo móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

body :
A %d blogueros les gusta esto: